Amonio plasmático

El compuesto del amonio es una especie de residuo elaborado elementalmente por los tipos de agentes bacterianos que se alojan en los intestinos en el momento del proceso del digerimiento o digestión que realizan las moléculas de las proteínas. La prueba de amonio plasmático permite conocer la presencia, baja o elevada, de este tipo de compuesto en el organismo.

Es de esta forma que este compuesto o «desecho» del amonio se alberga en demasía en el torrente sanguíneo en el caso de que el cuerpo humano no pueda retirarlo hacia el exterior en el proceso óptimo y adecuado, conforme a su naturaleza. Es así que esta prueba de amonio cuantifica el nivel y grado de este compuesto en el organismo, específicamente en el líquido rojo (sangre).

El amonio es trasladado con dirección hacia el órgano del hígado. Es allí donde es transformado a los determinados elementos: úrea y la glutamina. Luego, conforme corresponde al proceso, la úrea es conducida a través del flujo sanguíneo hacia el órgano de los riñones para finalmente liberarla mediante la micción (la orina).

Cabe indicar que si este proceso de la úrea se ve interrumpido, interferido o no se llegase a completar de la forma óptima, el compuesto del amonio comenzará a ser alojado en la sangre de forma excesiva y, asimismo, pasará la especie o similar del muro de contención encefálicahemato, la cual llegará hasta el órgano del cerebro.

Esta prueba de amonio resulta nocivo y grave en toxicidad para el órgano del cerebro. Veamos, en el caso de que el proceso normal y las funciones del hígado se vean interrumpidas por afectaciones y males como hepatitis o cirrosis, el compuesto del amonio que es regulado, como se acostumbra, por el órgano del hígado pueden conglomerarse en el órgano del cerebro, lo que desencadena una patología denominada encefalopatía hepática. Es por ello la importancia de la realización de la prueba médica de amonio plasmático.

¿Qué es lo que puede generar la encefalopatía hepática?

La presencia del mal de encefalopatía hepática en el organismo puede generar

La encefalopatía hepática produce alteraciones mentales y neurológicas que conducen a confusión, desorientación, letargo o tendencia a dormirse y eventualmente al coma e incluso la muerte.<br>
<br>
Los bebés y los niños con niveles elevados de amonio pueden vomitar de manera frecuente, además de mostrarse irritables, y cada vez más apáticos o letárgicos. De no tratarse, la situación puede evolucionar hasta causar convulsiones, dificultades respiratorias, y finalmente coma.<br>
<br>
Se observan alteraciones de los niveles de amonio en diversas situaciones:<br>
<br>
Enfermedad hepática severa – la lesión incapacita al hígado para metabolizar el amonio; pueden observarse aumentos marcados del amonio en personas con enfermedades hepáticas estables, especialmente después de un proceso desencadenante como un sangrado gastrointestinal o un desequilibrio electrolítico.Disminución del flujo de sangre hacia el hígado – dificulta el transporte del amonio hacia este órgano para metabolizarlo.Síndrome de Reye – se trata de un trastorno raro que afecta a la sangre, al hígado y al cerebro. Se caracteriza por un aumento de los niveles de amonio en sangre y por una disminución brusca de los niveles de glucosa, y suele afectar a niños y a adolescentes o adultos jóvenes. La mayoría de las veces, está desencadenado por una infección de tipo vírico, como gripe o varicela. En niños, el hecho de consumir aspirina aumenta el riesgo de padecer este síndrome.Insuficiencia renal – los riñones son incapaces de eliminar la urea del organismo, conduciendo a un aumento de los niveles de amonio en sangre.Alteraciones del ciclo de la urea hereditarias (son raras) – consisten en un déficit o falta total de uno o más enzimas necesarios para convertir el amonio en urea.<br>
<br>
¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?<br>
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo.<br>
<br>
¿Es necesario algún tipo de preparación previa?<br>
No se debe fumar antes ni durante la obtención de la muestra; es importante seguir las indicaciones proporcionadas.<br>
<br>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *