Inmunoglobulina G, Ig G

La inmunoglobulina G, Ig G es un anticuerpo producido por el sistema inmunitario en respuesta a algún factor o agente que el organismo percibe como una amenaza. La IgE es uno de los cinco tipos de inmunoglobulinas (A, G, M, D y E). Normalmente, su concentración en sangre es muy baja.

Esta prueba de  inmunoglobulina G, Ig G mide la cantidad total de IgE en sangre. Las inmunoglobulina G, Ig G son proteínas que juegan un papel fundamental en el organismo. Se producen por unas células específicas conocidas como células plasmáticas en respuesta a estímulos como bacterias, virus u otros microorganismos, o bien ante la presencia de sustancias que el organismo no reconoce como propias (antígenos nocivos).

La inmunoglobulina G, Ig G se asocia a respuestas de tipo alérgico y en menor grado a procesos parasitarios. En las alergias el organismo reacciona exageradamente a una o varias sustancias conocidas como alérgenos que en otras personas no originan respuesta alguna.

Al quedar expuesta a un alérgeno y al percibirse este como una amenaza, una persona puede desarrollar una alergia. Entre los alérgenos se incluyen el polen, cacahuetes, huevos, frambuesas, veneno de abeja y centenares de otras sustancias.

En la primera exposición al alérgeno -conocida como sensibilización- la persona alérgica produce IgE dirigida específicamente frente al alérgeno en cuestión. La IgE se une a un tipo de leucocitos especializados de tal manera que se favorece la liberación de diversas sustancias, entre las cuales la histamina. Estos son algunos puntos a tener en cuenta para el examen de inmunoglobulina G, Ig G.

En individuos alérgicos o asmáticos, esta reacción puede asociarse a constricción de los bronquios pulmonares. Las sustancias liberadas también son las responsables de la congestión nasal, del picor en los ojos y del picor en la piel propios de esta situación.

Cada vez que una persona alérgica se expone al alérgeno específico (una vez ya ha existido una primera exposición), la IgE se produce muy rápidamente y sus niveles en sangre aumentan de manera significativa desencadenando un reacción alérgica.

La gravedad de la reacción y de los signos y síntomas de cada episodio son variables, y pueden incluir desde enrojecimiento y picor localizados en la piel hasta dificultades respiratorias, vómitos y diarrea.

En algunos casos se desencadena una reacción anafiláctica (anafilaxis) que puede poner en peligro la vida del afectado. La severidad entre individuos, entre distintos episodios y a lo largo del tiempo es variable. Estos son algunos puntos a tener en cuenta para el examen de inmunoglobulina G, Ig G.

Con la prueba de la IgE se mide la cantidad total de IgE en sangre y no concretamente la cantidad de IgE específica de cada alérgeno. Esta prueba permite detectar reacciones alérgicas de manera generalizada y complementa la información proporcionada por las pruebas de alergia que detectan IgE específica del alérgeno.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis de inmunoglobulina G, Ig G?

Para el análisis se realiza una extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra en la prueba de inmunoglobulina G, Ig G?

Para esta prueba de inmunoglobulina G, Ig G no se requiere ninguna preparación especial.

¿Cómo se utiliza la prueba de inmunoglobulina G, Ig G

La medida de inmunoglobulina G, Ig G total es útil para detectar alergias. Puede solicitarse aisladamente o junto con pruebas de alergia (IgE específica de alérgeno) en función de si se han identificado sustancias a las que un individuo puede potencialmente ser alérgico.

La IgE puede aumentar en infecciones parasitarias, y por esta razón a veces se emplea esta prueba para detectar este tipo de infecciones.

¿Cuándo se solicita la prueba de inmunoglobulina G, Ig G?

La IgE total se solicita cuando una persona presenta periódicamente o persistentemente signos o síntomas sugerentes de una reacción alérgica, especialmente cuando se desconoce el posible alérgeno. Los signos y síntomas pueden ser de tipo cutáneo, respiratorio o digestivo:

• Picor persistente o periódico
• Urticaria
• Escozor, picor en los ojos
• Eczema
• Náuseas, vómitos, diarrea persistente
• Estornudos, tos, congestión nasal
• Dificultad para respirar
• Asma – sibilancias, sensación de ahogo o de falta de aire (disnea), tos, opresión torácica

A veces la IgE se solicita como una prueba de cribado cuando una persona presenta diarrea persistente sugerente de una infección parasitaria. También suele solicitarse un hemograma y una fórmula leucocitaria para determinar si el número de eosinófilos está aumentado.

¿Qué significa el resultado tras el examen de inmunoglobulina G, Ig G?

Un aumento de IgE total indica que probablemente la persona afectada presenta una o varias alergias. Los niveles de IgE alérgeno-específica aumentan tras la exposición y declinan progresivamente, y estas oscilaciones se reflejan en la cantidad de IgE total en sangre.

Si se tiene una alergia de carácter estacional, como una alergia debida al polen, aumentarán tanto los niveles de IgE total como los de IgE alérgeno-específica durante la época del año en la que se encuentra el alérgeno. Estos son algunos puntos a tener en cuenta para el examen de inmunoglobulina G, Ig G.

Cuando existe alergia a uno o varios alimentos, los niveles de IgE total reflejan las exposiciones a los alimentos en cuestión. Si la alergia es debida a un alérgeno para el cual se mantiene una exposición constante, como moho, polvo o pelos de animales domésticos, los niveles de IgE total pueden estar aumentados de manera persistente.

Un aumento de los niveles de IgE total indica que es bastante probable que exista un proceso alérgico, aunque no indica a qué sustancia se es alérgico. Por norma general, cuanto mayor es el número de sustancias frente a las cuales se es alérgico más elevados serán los niveles de IgE total.

Aumentos de los niveles de IgE también se asocian a infecciones parasitarias; sin embargo no permiten determinar el tipo de infección de la que se trata. Estos son algunos puntos a tener en cuenta para el examen de inmunoglobulina G, Ig G.

Es poco probable que exista una alergia si los niveles de IgE son normales; no obstante, no puede descartarse una alergia ya que entre las distintas exposiciones al alérgeno los niveles de IgE pueden disminuir marcadamente.
Ocasionalmente pueden existir trastornos del sistema inmunitario que impiden que la persona afecta produzca normalmente inmunoglobulinas.

En estas situaciones los niveles de IgE total no reflejarán la presencia de una alergia. Estos son algunos puntos a tener en cuenta para el examen de inmunoglobulina G, Ig G.

También puede interesarle: Colesterol total

LO QUE TIENE QUE SABER:

El examen de inmunoglobulina G, Ig G es brindado por Citolab, laboratorio clínico y anatomía patológica. Puede encontrarnos en la avenida Guardia Civil N° 2187, en el Callao (referencia: frente al Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión). O también comunicarse a los teléfonos 4536469 o al 989344800 y 948079061.

A TENER EN CUENTA
Esta información proporcionada, a través de este medio, no puede reemplazar, de manera alguna, a un servicio de atención médica personal. De igual manera, estos datos y literatura médica no son los ideales para determinar algún diagnóstico o escoger algún tratamiento a seguir. Estos datos detallados sobre el examen clínico en mención son exclusivamente de carácter informativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *