Aldolasa

La aldolasa es un tipo de proteína, conocida también como enzima. Su función es vital para desligar el azúcar presente en la sangre una serie de compuestos azucarados, que son imprescindibles para la elaboración de energía que sirve como combustible para cumplir con las actividades del día a día.


El examen de la aldolasa sirve para identificar en el paciente si es que este padece algún tipo de enfermedad, lesión o afección a nivel de los músculos. Es así que este tipo de análisis clínico es solicitado para cuantificar el nivel de aldolasa presente en el organismo.

La aldolasa se encuentra ubicado en el sistema del tejido musculatorio. Para realizar un examen de aldolasa se necesita extraer la sangre, a través de un procedimiento especial de laboratorio.

aldolasa
aldolasa

¿Cómo es la preparación para el examen de aldolasa?

Antes de que el paciente se someta a un examen de aldolasa, el especialista o médico tratante le puede recomendar no ingerir alimentos o bebida alguna durante un lapso de entre seis hasta 12 horas, inclusive. Todo esto hasta antes de la realización del examen clínico.

De igual manera, el paciente también puede ser impedido de realizar algún tipo de ejercicio fuerte que involucre una gran actividad física y agotante para el organismo.

Así también, como sucede en otros exámenes clínicos, el especialista también le puede pedir que deje de consumir algún producto médico o pastillas que interfieran en el momento de la toma de muestra para el examen de aldolasa y la proyección de los resultados. De esa manera, los resultados saldrán limpios y sin ninguna interferencia.

¿El paciente puede sentir algo durante la realización del examen de aldolasa?

Pues bien, el procedimiento para el examen de aldolasa es netamente sencillo. Pues para lograr la extracción de la sangre se coloca una aguja en una parte de la vena. Algunas personas suelen ser más delicadas, por lo que pueden llegar hasta sentir dolores de manera moderada.

Asimismo, en otros pacientes pueden sentir hasta hinchazones que en segundos se suelen disolver del organismo. En algunos casos, puede hasta existir pequeños hematomas que se difuminan fácilmente.

¿Cuáles son las razones para practicarse un examen de aldolasa?

Es importante señalar que el examen de aldolasa se realiza para identificar algún tipo de lesión, enfermedad o mal en el músculo. Asimismo, también para identificar algún daño a nivel hepático, en otras ocasiones.

¿Si el examen de aldolasa sale anormal qué significado tiene?

De acuerdo a los estudios y a las evidencias clínicas, un grado de la proteína de aldolasa muy mayor a lo establecido o normal puede ocasionarse a diversas causas. Por ejemplo, una de ellas es por lesiones a los músculos del sistema óseo (esqueleto).

De igual manera, un elevado nivel de aldolasa en la sangre revela que puede ocasionarse por previas a un eventual infarto al miocardio. El cáncer afectado a la próstata también postula como otra de las causas. Esta misma enfermedad del cáncer al nivel del órgano del páncreas o del hígado también podría ser otra de las causas.

Las enfermedades a nivel del tejido musculatorio como dermatomiositis (un tipo de patología inflamatoria que afecta a los músculos y a la piel), distrofia muscular (ocasiona que los músculos se vuelvan tenues o completamente débiles, así como la pérdida en la masa muscular), poliomisitis (puede causar dificultad al momento de hacer ciertos ejercicios como subir gradas o escalar leves pendientes). Es así que estos tipos de males se pueden descartar con un examen o prueba clínica de aldolasa.

La dermatomiositis, una enfermedad que puede ser identificada a través de una prueba de aldolasa, es calificada, según los reportes médicos, como un mal inmunológico auto. Esta afección suele dañar principalmente al tejido cutáneo (piel) y al tejido muscular estriado, según las evidencias médicas.

Algunas de las manifestaciones de este mal suele ser, como bien mencionábamos, a través del cansancio extremo en el tejido muscular y el dolor. Este tipo de dolor puede expandirse en varias zonas del cuerpo. Por ello, es importante realizarse este tipo de prueba de aldolasa para descartar este dolor.

En tanto la distrofia muscular es un tipo de patología de índole hereditario que también puede ocasionar en el organismo que lo presente cierto cansancio a nivel del tejido muscular, así como pérdida de esta misma masa musculatoria.

Ahora la polimiositis, un mal que también puede ser identificado por un examen clínico de aldolasa, se define como una afección inflamatoria que es muy poco recurrente. También, como suele suceder con los otros males descritos, ocasiona cansancio muscular y cierta sensibilidad, así como daños en el tejido musculatorio en el esqueleto.

Este tipo de enfermedad también puede dañar a personas que tengan cualquier tipo de edad. Sin embargo, es más recurrente entre las personas mayores cuya edad oscila entre los 50 y 60 años. Suele afectar más a los hombres que a las mujeres, de acuerdo a los reportes médicos.

Suelen aparecer, en algunos casos, des la infancia. Cabe señalar que para este mal no existe una curación específica, pero si puede mantenerse bajo control los dolores y evitar así graves afecciones o complicaciones.

Un resultado superior de aldolasa en la sangre también puede revelar algún tipo de enfermedad como la hepatitis, ligado al hígado. Otro mal que puede revelar un resultado de aldolasa elevado es la mononucleosis.

¿Cuáles son los riesgos de practicarse un examen de aldolasa?

Pues en cada persona es distinto ubicar la zona para introducir la aguja. Por ello, debido a este es difícil ubicar en algunos pacientes el punto para lograr la extracción de la sangre.

De igual manera, otros tipos de riesgos ligados con la toma de muestra de sangre para la prueba de aldolasa son una demasía y exceso de sangrado, sensaciones de náuseas y mareos, algunos hematomas leves que se difuminan rápidamente, infección en ocasiones en que haya problemas en la piel.

También puede interesarle leer el siguiente análisis clínico: Ácido vanilmandélico

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *