Ácido cítrico

El análisis clínico de ácido cítrico a nivel de orina mide o revela el número o conglomerado de este tipo de ácido a través de la muestra del líquido amarillo, a fin de descartar una serie de enfermedades que en esta nota te damos a conocer. ¡Presta atención!

¿Cuáles son las formas en que suele realizarse este tipo de prueba clínica?

Para ello, se requiere que el paciente tome durante el lapso de un día entero pequeñas muestras adecuadas de su propia orina. En este tipo de prueba, al igual que en otras que implica como muestra la extracción de la micción, el especialista que trata al paciente puede recomendarle a este la irrupción de ciertos elementos médicos (pastillas, jarabes, etc). Esto con el fin de que el examen de ácido cítrico salga completamente limpio.

¿De qué manera se realiza el análisis del examen de ácido cítrico?

Para ello, el paciente debe extraer una pequeña toma de su micción a lo largo de todas las horas del día. Por ejemplo, durante el primer día, lo primero que debe hacer el paciente sometido al análisis de ácido cítrico es miccionar y recoger la orina en un pote limpio y esterilizado. Esta misma acción tendrá que repetirla en el transcurso del día.

En tanto, en el segundo día, tendrá que miccionar en el pote especial también al levantarse. Es importante indicar, y esto también se lo recuerda al paciente en el laboratorio, es que los potes donde se recogen la muestras para el examen de ácido cítrico deben ser los adecuados y estar completamente higiénicos y herméticos.

ácido cítrico
ácido cítrico

Asimismo, debe ser resguardados en una refrigeradora o congelador. O en todo caso en un sitio calificado como de nivel fresco en el incidente de la toma de muestra. Es así que el pote tendrá que consignar los datos adecuados con la información completa del paciente, los horarios en que fue extraída la orina y dársela al laboratorio donde se le practica el examen, siguiendo las instrucciones brindadas en este centro médico al pie de la letra. Todas estas recomendaciones se deben seguir a fin de obtener un buen examen de ácido cítrico.

Consideraciones especiales sobre el examen de ácido cítrico

En el caso de los recién nacidos urge tener una serie de resultados especiales. Por ejemplo, el área cercana a la uretra debe ser enjugada debidamente. Luego se le abrirá una especie de saco o bolsa que extraerá la el líquido amarillento de la orina.

En el caso de los niños, se recomienda que su organismo reproductor sea introducido en el interior de la especie de bolsa y también colocar el pegamento especial que se adhiere a la piel y no causa dolor. En el caso de las pequeñas el mismo procedimiento. La bolsa o saco se le es colocada encima de los labios mayores, explicaron.

Es importante que la extracción de la orina sea rápidamente entregada al laboratorio, una vez que terminó de recogerse. Es así que tras el análisis se identificará la presencia del denominado ácido cítrico en el sistema sanguíneo que se encuentra alojado en la orina.

El examen de ácido cítrico no requiere ningún tipo de adiestramiento previo. Pero es importante señalar que un óptimo resultado se obtendrá con un debido cuidado en la dieta. Es así que este tipo de evaluación clínica solo se recomienda en caso la persona ingiera alimentos adecuados y no sufra de ningún trastorno alimenticio. Es por ello, la importancia de que este tipo de especificaciones deben ser corroboradas por el médico tratante.

¿Por qué razón es importante realizarse un examen de ácido cítrico?

Esto se emplea para identificar la denominada enfermedad de acidosis tubular renal así como la de cálculos a los riñones.

La enfermedad de la acidosis tubular renal se da cuando el sistema urinario, especialmente el órgano de los riñones, no desechan como es debido una serie de determinados ácidos a través de la orina. Es así que debido a que no se cumple esta función, la sangre reporta gran cantidad de este ácido cítrico.

Acidosis tubular renal y el examen de ácido cítrico

El organismo al igual que elabora y utiliza insulina, también fabrica ácido. En caso el organismo no retira, cataliza o regula este ácido, la sangre se volverá extremadamente ácida, lo que puede repercutir en otra serie de males. Por ejemplo, puede desestabilizar los denominados conductores eléctricos en la sangre. De igual manera, también puede generar que una serie de células no actúen como es debido.

Es importante señalar que los riñones facilitan la regularización y control llevadero de este tipo de ácidos en el organismo. Estos riñones retiran el denominado ácido del nivel sanguíneo y los desecha en la micción. Las mezclas o compuestos de características ácidas se transforman a través del bicarbonato.

Es así que la acidosis tubular renal sucede cuando el filtro del órgano del riñón no succiona como es debido el bicarbonato.

Un cálculo renal suele ser aquella enfermedad que aloja una especie de «piedras», por así decir, en el riñón. Estos elementos o intrusos suelen aparecer cuando las pequeñas sales o minerales que la orina conlleva terminan siendo cristalizadas. Estas «piedras» suelen causar fastidio al momento de miccionar, porque, en muchos casos, pueden trasladarse hasta el uréter. Esto genera una serie de malestar y terrible dolor en las personas.

De acuerdo a los estudios científicos, este mal suele ser común de padecer por las personas. Es así que uno de cada diez puede sufrir de este mal en alguna etapa de su vida. Es importante indicar que el nivel de incidencia suele incrementarse luego de los 20 años. Suele afectar, además, en su mayoría más a los hombres que a las mujeres.

Finalmente es importante señalar que existe una serie de causas o elementos que pueden dedicarse a mermar el grado del examen de ácido cítrico. Por ejemplo estas son las acidosis, la diabetes, así como el hipoparatiroidismo. En tanto, existe una serie de causas que incrementan el grado de ácido cítrico. Estos son los alimentos ricos en vitamina D, así como una alimentación abundante en carbohidratos.

También puede realizar el examen 17 Cetoesteroides

LO QUE TIENE QUE SABER:

El examen de ácido cítrico es brindado por Citolab, laboratorio clínico y anatomía patológica. Puede encontrarnos en la avenida Guardia Civil N° 2187, en el Callao (referencia: frente al Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión). O también comunicarse a los teléfonos 4536469 o al 989344800 y 948079061.

A TENER EN CUENTA
Esta información proporcionada, a través de este medio, no puede reemplazar, de manera alguna, a un servicio de atención médica personal. De igual manera, estos datos y literatura médica no son los ideales para determinar algún diagnóstico o escoger algún tratamiento a seguir. Estos datos detallados sobre el examen clínico en mención son exclusivamente de carácter informativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *