Acetona urinaria

El análisis clínico de la acetona urinaria evalúa el número de cetonas en el líquido amarillento de la orina. Este procedimiento es una prueba dinámica y con facilidad para realizarse en un tiempo rápido y efectivo. El material que se debe usar para este examen; por ejemplo, puede conseguirse en los centros donde ofrecen medicamentos, como farmacias.

Este material contiene una especie de cintas que llevan sustancias que responden ante la presencia de los compuestos cetónicos. Estas cintas se colocan en la muestra obtenida tras la extracción de orina. ¿Cómo se detecta la presencia del líquido amarillento a través de este intrumento? Esto logra identificarse con la variación del color, que detecta si el organismo aloja las cetonas.

acetona urinaria
acetona urinaria

Para lograr un examen adecuado y sin ningún tipo de interferencias en los resultados, el paciente deberá de contar con una muestra adecuda y limpia de su micción. Este tipo de recojo de análisis implica evitar que algún microorganismo contamine la muestra al ingresar, eventualmente, en los órganos reproductores del hombre o de la mujer.

Es así que para recoger el líquido color amarillento (orina), el especialista que le realizará la evaluación deberá de brindarle el equipo idóneo y especial para lograr obtener una muestra limpia en toda su dimensión. Este instrumento involucra una serie de artículos de limpieza, como por ejemplo: toallitas esterilizadas. Es importante que se siga con atención las indicaciones de laboratorista.

¿Existe alguna preparación especial antes del examen de acetona urinaria? Pues bien, en muchos casos, el especialista puede recomendarle que consuma una dieta balanceada de frutas y verduras. Asimismo, al igual que para otras muestras médicas, el médico tratante del paciente puede recomendar la interrupción de ciertos jarabes y pastillas que pueden interferir el resultado médico.

Es importante añadir que el examen de acetona urinaria solamente involucra la extracción de la orina de forma normal y no repercute en algún tipo de molestia.

¿En qué casos se debe realizar el examen de acetona urinaria? Este tipo de evaluación clínica se realiza siempre y cuando un médico detecte a un paciente que padezca de diabetes tipo 1.

En este tipo de mal el grado de azúcar en la sangre se encuentra en exceso, debido a que en el páncrea no elabora ni fabrica la insulina. Esta es una hormona que contribuye a que la glucosa ingrese a nivel de las células para distribuirles la descarga de energía. Es así que sin esta insulina, la sangre alojará en demasía glucosa.

Quienes también practiquen o se sometan al examen de acetona urinaria se caracterizan por concentrar entre 200 y 240 miligramos por decilitro de grado de azúcar en el nivel sanguíneo (sangre). También cuando presenten signos o señales de ir a vomitar o en caso presenten algún tipo de dolor en el abdomen.

De acuerdo a las evaluaciones clínicas, los pacientes que pueden realizarse este tipo de examen clínico de acetona urinaria son los siguientes:

  • Pacientes con males respiratorios como neumonía, paros o riesgos al corazón o algún tipo de incidente a nivel cerebrovascular.
  • En caso de que las ganas de ir a vomitar al baño se mantienen persistentes y con fuerza
  • Si se está embarazada.

Si tras la realización del examen de acetona urinaria, el paciente obtiene una conclusión o resultado anormal, ello revela que su orina alberga la presencia de cetonas. Estos resultados finales tienen hasta tres tipos de variaciones: de nivel pequeño, de nivel moderado y de nivel grande.

Cabe señalar que las denominadas cetonas se congregan en el organismo cuando utiliza como motor los adipositos (grasas), los cuales los descompone. Al cuerpo no le queda más que desintegrar la grasa y tomarla como combustible en los casos en que no cuenta con las debidas dosis de azúcares y carbohidratos en el organismo.

Según señalan las evidencias clínicas, este mal recibe la denominación de cetoacidosis diabética. Este mal suele afectar a aquellos que padecen de diabetes. Asimismo, suele incurrir en el organismo que no puede producir por sí mismo la glucosa para que funcione y motive el funcionamiento adecuado del organismo.

Es así que el cuerpo no cuenta con el grado de azúcar suficiente por la falta de insulina o porque esta no cuenta con el grado suficiente. Es en ese momento en que los adipositos y las grasas entran a tallar y reemplazan al azúcar y se convierten en el motor.

¿Por qué causas puede el paciente obtener un resultado anormal tras el examen de acetona urinaria?

Esto suele ocurrir porque la persona padece de algún tipo de trastorno alimenticio que lo lleva a dejar de consumir alimentos, conviertiéndose así su vida solamente en ayuno, evitando consumo de alimentos.

Otro de las causas, para los resultados de acetona urinaria fuera de lo normal tras un examen de acetona urinaria es cuando una persona adopta un consumo de alimentos con una gran descarga de solo proteínas, dejando de lado a los carbohidratos. De igual manera, entre otras de las causas figuran las náuseas y ganas de arrojar persistentes y duraderas.

Si el paciente ha sufrido algún tipo de quemadura o incidentes de ese tipo en la piel también representa una probable causa para el anormal resultado en el examen de acetona urinaria.

También cuando presenta calentaduras altas y fiebres fuertes en el organismo. En el caso de que el paciente padezca del denominado hipertiroidismo, en el cual la glándula tiroidea elabora demasiada hormona del mismo nombre. Finalmente, otra de las causas para que la evaluación clínica de la acetona urinaria no sea la adecuada es en el caso de cuando una madre da de lactar a su recién nacido. Eso cuando no consume alimentos ni bebidas correctas. 

Algunos de los nombres o denominaciones con el cual se conoce o llama a este tipo de exámenes son cetonas urinarias o análisis de cetonas en orina, por nombrar algunos.

También puede revisar el siguiente enlace: Acetona sérica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *