Vitamina B1

La vitamina B1 o tiamina forma parte del complejo B. Se trata de un importante nutriente que interviene en el metabolismo de los carbohidratos para la obtención de energía, con lo cual es útil para mantenernos activados.

¿Por qué necesitamos vitamina B1?

Además, la vitamina B1 También participa en el metabolismo de las grasas y en el de las proteínas, así que está implicada de lleno en el proceso por el cual gestionamos nuestros recursos para dar una respuesta física que nos permita adaptarnos al entorno dependiendo del tipo de actividades y esfuerzos que realizamos.

Vitamina B1
Vitamina B1

Por otro lado, su presencia es necesaria para un crecimiento y desarrollo correcto, y es clave para el óptimo funcionamiento del corazón, la transmisión del impulso nervioso y la contracción muscular.

Tal y como ocurre con muchos otros nutrientes, el efecto que la vitamina B1 vaya a tener sobre tu cuerpo depende de la cantidad que hay en el organismo.

A veces pueden aparecer algunos problemas de salud vinculados a desequilibrios en sus niveles, los cuales suelen corregirse modificando la dieta habitual para que los alimentos contengan una buena cantidad de B1 o para que se modere el efecto de ciertas comidas y bebidas que limitan su asimilación.

Déficit de este nutriente

La deficiencia de vitamina B1 puede causar diarrea, pérdida de peso y alteraciones de la conducta, como irritabilidad, depresión, falta de memoria y menor capacidad de concentración. También debilidad muscular, cansancio y alteraciones cardíacas (taquicardia, palpitaciones, etc.).

Si la carencia es muy severa, conduce a enfermedades como el Beriberi y el síndrome de Korsakoff (Beriberi cerebral). El alcoholismo puede originar su déficit porque el exceso de alcohol dificulta su absorción intestinal. Por otro lado, una dieta demasiado rica en azúcares y cereales refinados también puede ocasionar su déficit (la vitamina B1 se encuentra en la cascarilla de los cereales integrales).

Exceso de vitamina B1

La vitamina B1 no suele presentar problemas de toxicidad, ya que es hidrosoluble y, por consiguiente, su exceso se elimina a través de la orina. Así pues, en la gran mayoría de casos no hay que preocuparse por un posible exceso de este elemento.

ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA B1

Si te interesa asegurarte de que tu dieta te está proporcionando cantidades suficientes de este nutriente, intenta incorporar a tu menú carnes, cereales integrales, legumbres, frutos secos, huevos, levadura de cerveza y germen de trigo.

La cocción en agua, la exposición a la luz y las altas temperaturas afectan a este nutriente de manera que se produce una pérdida considerable de este (puede alcanzar el 90%).

Por otro lado, las bebidas ricas en taninos como el té o el café inhiben su absorción. Del mismo modo, algunos alimentos como los pescados y los crustáceos crudos contienen unas enzimas, las tiaminasas, que tienen la capacidad de inactivar la tiamina.

Por eso se observan déficit de esta vitamina en poblaciones que consumen mucho pescado crudo, lo cual se puede evitar mediante la cocción de este alimento, ya que el calor destruye la tiaminasa.

La vitamina B1 forma parte de vitaminas que sirven al organismo y su crecimiento. Es generalmente aportada al individuo mediante su alimentación y destruida por el calor.

La vitamina B1 es una vitamina hidrosoluble que interviene en la transmisión del influjo nervioso. Es indispensable para la transformación de los glúcidos en energía.

La vitamina B1 tiene un papel en la memorización y en el funcionamiento muscular. Se activa en la transformación de la glucosa en energía y su utilización durante la actividad física. Participa en el buen funcionamiento cardíaco del organismo así como de los tejidos nerviosos y digestivos.

¿Por qué efectuar un análisis sanguíneo de vitamina B1?

Un déficit de vitamina B1 en el organismo puede causar trastornos neurológicos, digestivos y cardíacos (síndrome polineuritis llamado Beri-Beri). Es importante verificar que haya la cantidad necesaria de vitamina B1 en el organismo.

Las personas con déficit de vitamina B1 presentan los siguientes síntomas:

  • Cansancio.
  • Pérdida de peso.
  • Trastornos del sueño.
  • Cambios de humor.
  • Apatía, ataxia.
  • Parálisis ocular.

Las personas más afectadas son:

  • Las personas alcohólicas.
  • Los individuos desnutridos.
  • Las personas de edad.

Las causas de la disminución de la vitamina B1 en la sangre puede deberse a:

  • Una desnutrición.
  • Vómitos, diarreas, afecciones intestinales.
  • Alcoholismo.
  • Alto consumo de café.
  • Personas mayores de edad.
  • Alteraciones del metabolismo glucídico.
  • Diabetes.
  • Embarazo.
  • Lactancia.
  • Esfuerzos intensos.
  • Fiebre.
  • Hipertiroidismo.
  • Enfermedades congénitas dependientes de tiamina (casos raros).

El aumento de la vitamina B1 en la sangre puede deberse a:

  • Ciertas leucemias.
  • Enfermedad de Hodgkin.
  • Poliglobulia de Vaquez.
  • Cánceres gástricos e intestinales.

¿Hay algo más que debería saber?

A veces se diagnostica la deficiencia de una vitamina del grupo B observando los síntomas del individuo y observando la respuesta al tratamiento con suplementos de una vitamina, en lugar de realizar la determinación.

Por ejemplo, si se sospecha una deficiencia de vitamina B1, se prescriben suplementos vitamínicos de vitamina B1 y se monitoriza al individuo para evaluar si los síntomas desaparecen.

También conocido como: vitamina F, aneurina, tiamina difosfato (TDP) – forma biológicamente activa.

También puede interesarle: Procalcitonina

LO QUE TIENE QUE SABER:

El examen de Vitamina B1 (Tiamina) es brindado por Citolab, laboratorio clínico y anatomía patológica. Puede encontrarnos en la avenida Guardia Civil N° 2187, en el Callao (referencia: frente al Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión). O también comunicarse a los teléfonos 4536469 o al 989344800 y 948079061.

A TENER EN CUENTA
Esta información proporcionada, a través de este medio, no puede reemplazar, de manera alguna, a un servicio de atención médica personal. De igual manera, estos datos y literatura médica no son los ideales para determinar algún diagnóstico o escoger algún tratamiento a seguir. Estos datos detallados sobre el examen clínico en mención son exclusivamente de carácter informativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *