Vitamina A

La vitamina A propiamente dicha es el retinol, pero también existen otras moléculas denominadas carotenoides, que funcionan como pro-vitamina A, ya que se transforman en esta en el intestino e hígado. El más abundante es el β-caroteno con la particularidad de ser hidrosoluble. La vitamina A también es conocida como retinol o antixeroftálmica, es liposoluble.

Al ser una vitamina liposoluble, puede acumularse en los tejidos provocando toxicidad y dando lugar a alteraciones dérmicas, visuales, óseas y trastornos teratogénicos (malformaciones del feto).

Vitamina A
Vitamina A

¿Qué es la vitamina A?

La vitamina A es una vitamina liposoluble que el cuerpo adquiere a través de la comida y ayuda a mantener en buen estado la vista, el sistema inmunitario y la capacidad de reproducción. También aporta beneficios para el corazón, los pulmones y los riñones, entre otros órganos.

La vitamina A se divide en dos tipos: la vitamina A preformada, que se encuentra en carnes, pescados y productos derivados de la leche; y la provitamina A, que se encuentra en frutas, verduras y vegetales.

FUNCIONES 

La vitamina A ayuda al desarrollo de los huesos, los dientes, los tejidos blandos, las mucosas y la piel. Está muy relacionada con el acné, ya que la deficiencia de vitamina A en la dieta puede provocar su aparición. También ayuda a la formación de la retina, por lo que se conoce también como retinol.

Contribuye además a la prevención de enfermedades infecciosas, especialmente del aparato respiratorio, u otras patologías como el sarampión. No se ha llegado a un consenso sobre si puede favorecer la no aparición de un cáncer de pulmón o de estómago.

Esta vitamina también favorece la producción de espermatozoides y contribuye al ciclo reproductivo femenino, favoreciendo los cambios que se producen en las células durante el desarrollo del feto.

Falta o exceso de vitamina A

Para determinar el nivel de vitamina A se llevan a cabo análisis de sangre. La falta de vitamina A puede hacer a una persona más propensa a contraer infecciones, problemas de visión como la ceguera nocturna o erupciones cutáneas, de acuerdo a la literatura médica.

Su exceso, por otra parte, puede causar enfermedades como la anorexia, la pérdida excesiva de peso, la alopecia o los dolores de cabeza muy fuertes. También puede provocar ictericia, pero es algo reversible que desaparece a los pocos días de dejar la ingesta abundante.

La vitamina A se encuentra en una amplia variedad de alimentos:

  • Hortalizas (de hoja verde), frutas (sobre todo las verdes, naranjas o amarillas, como el melón o el mango) y verduras (brócoli, zanahoria, calabacín).
  • Productos lácteos.
  • Carnes vacunas y de ave: el hígado de vaca o de pollo tienen una cantidad elevada, por ejemplo.
  • Algunos tipos de pescado, como el salmón o el bacalao.
  • Cereales fortificados.

La vitamina A participa en el desarrollo y queratinización epitelial y colabora en el crecimiento óseo y celular: mantenimiento de dientes, y de tejidos óseos y blandos, así como la piel.

Produce un tipo de pigmentos imprescindibles para el correcto funcionamiento de la retina y una correcta visión. Asimismo, también interviene en procesos de reproducción y de inmunidad. También se recomienda en la lactancia y el embarazo, ya que favorece la reproducción y que el embrión se desarrolle de manera normal. Se considera elemento protector frente a procesos oncológicos.

Fuentes alimenticias de vitamina A

Como retinol: carne (fundamentalmente hígado y riñones), mantequilla, leche, queso, huevos nata.
Como β-caroteno: vegetales verdes y coloreados: zanahorias, brócoli, espinaca, col, batata o lechuga.

También se encuentra en:

  • Melocotón, melón, mango, albaricoque, calabaza
  • Guisantes
  • Bacalao (aceite de hígado)

Consecuencias del déficit de vitamina A

Cuando una persona tiene deficiencias en su organismo de vitamina A, puede notar una pérdida de visión, especialmente en situaciones de luz tenue o de noche.

También puede sufrir un debilitamiento de su sistema inmune que le hace más propenso a las infecciones, e incluso problemas en los epitelios de las vías respiratorias.

Razones por las que se realiza el examen

Este examen se hace para verificar si usted tiene demasiada o muy poca vitamina A en su sangre.

Significado de los resultados anormales

Un valor por debajo de lo normal significa que usted no tiene suficiente vitamina A en la sangre. Esto puede causar:

  • Problemas en los huesos o los dientes en los niños pequeños
  • Ojos resecos o hinchados
  • Ceguera nocturna
  • Infecciones recurrentes
  • Erupciones cutáneas
  • Disminución del crecimiento
  • Piel reseca

Un valor más alto de lo normal significa que tiene un exceso de vitamina A en la sangre (niveles tóxicos). Esto puede causar:

  • Pérdida del cabello
  • Pérdida del apetito
  • Dolor óseo y muscular
  • Aumento de la presión en el cerebro (seudotumor cerebral)
  • Anemia
  • Visión doble
  • Agrandamiento del hígado y del bazo
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Falta de coordinación muscular

Una deficiencia de vitamina A puede ocurrir si su cuerpo tiene problemas para absorber las grasas a través del tubo digestivo. Esto se puede presentar si usted tiene:

  • Enfermedad pulmonar crónica llamada fibrosis quística
  • Problemas del páncreas, como hinchazón e inflamación (pancreatitis) o el órgano no produce suficientes enzimas (insuficiencia pancreática)
  • Trastorno del intestino delgado llamado celiaquía

También puede interesarle: Procalcitonina

LO QUE TIENE QUE SABER:

El examen de vitamina A es brindado por Citolab, laboratorio clínico y anatomía patológica. Puede encontrarnos en la avenida Guardia Civil N° 2187, en el Callao (referencia: frente al Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión). O también comunicarse a los teléfonos 4536469 o al 989344800 y 948079061.

A TENER EN CUENTA
Esta información proporcionada, a través de este medio, no puede reemplazar, de manera alguna, a un servicio de atención médica personal. De igual manera, estos datos y literatura médica no son los ideales para determinar algún diagnóstico o escoger algún tratamiento a seguir. Estos datos detallados sobre el examen clínico en mención son exclusivamente de carácter informativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *