Urea

El examen de la urea es un examen de sangre que identifica el valor de los niveles de urea en la sangre, que puede ser medida directamente o indirectamente, a través de la prueba de nitrógeno ureico en sangre. Esta prueba permite así conocer si el paciente tiene algún malestar a nivel de los riñones.

La urea es una sustancia producida por el hígado, como resultado de la digestión de proteínas provenientes de la alimentación, que si se encuentra en exceso puede ser tóxica para el organismo, causando el síndrome urémico o uremia.

Generalmente el examen de urea es solicitado con el examen de creatinina, ya que en conjunto pueden indicar cómo está el funcionamiento de los riñones para la filtración de la sangre.

Urea
Urea

Significado del resultado del examen

El resultado del examen de urea debe ser evaluado por el médico general o nefrólogo, pero generalmente cuando está dentro de los valores de referencia indica que el examen está normal.

1. Urea alta

La urea aumentada puede indicar problemas renales, principalmente cuando la creatinina también está elevada, debido a una insuficiencia renal, la cual es una enfermedad que perjudica la función de los riñones y que surge por causa de hipertensión, diabetes, infecciones o deshidratación.

Sin embargo, existen algunas condiciones que también la pueden elevar, mismo que los riñones estén funcionando correctamente como por ejemplo en enfermedades como el cáncer, infecciones, alteraciones del hígado o exceso de proteína en la dieta.

2. Urea baja

La urea puede estar baja y no indicar enfermedades o situaciones de gravedad, sin embargo, puede ocurrir debido a la falta de proteína en la alimentación, desnutrición, embarazo, baja absorción del intestino o por incapacidad del hígado de metabolizar la proteína, como en la insuficiencia hepática.

Para bajar la urea es necesario tratar la insuficiencia renal, a través de medicamentos prescritos por el nefrólogo, del control de la hipertensión y de la cantidad de orina producida y con una alimentación equilibrada en sal, líquidos, vegetales y carnes.

Sin embargo, en algunos casos más graves como en una enfermedad renal crónica avanzada, puede que sea necesario la realización de diálisis para normalizar los niveles de urea, creatinina y otros electrolitos como sodio y potasio.

¿Para qué se utiliza el examen de la úrea?

La prueba de la urea se utiliza principalmente y junto a la de creatinina para evaluar la función renal en multitud de circunstancias, como ayuda para el diagnóstico de enfermedad renal y para monitorizar pacientes con disfunción o fallo renal ya sea agudo o crónico.

También puede utilizarse para evaluar el estado general de salud de un individuo, formando parte de un panel metabólico básico o de uno más complejo.

¿Cuándo se solicita esta prueba?

La urea forma parte de las pruebas usadas más ampliamente:

• ante molestias inespecíficas
• como parte de un panel de pruebas rutinario
• para verificar como están funcionando los riñones antes de empezar tratamientos con ciertos medicamentos
• cuando un individuo acude a urgencias o en el momento de admisión en el hospital
• durante un ingreso hospitalario

La urea se solicita frecuentemente con la creatinina cuando se sospecha de la existencia de problemas renales. Algunos signos y síntomas de disfunción renal incluyen:

• fatiga, poco apetito, trastornos del sueño, falta de concentración
• hinchazón (edema), particularmente alrededor de los ojos o en la cara, muñecas, abdomen, muslos o tobillos
• orina espumosa, oscura, o sanguinolenta
• disminución de la cantidad de orina emitida
• problemas al orinar, como sensación de quemazón, presencia de secreciones al orinar, o alteraciones en el ritmo miccional, especialmente por la noche
• dolor lumbar o en el flanco, por debajo de las costillas, en la zona donde se localizan los riñones
• aumento de la presión arterial

También puede solicitarse la urea:

• a intervalos regulares para monitorizar la función renal en pacientes con enfermedades crónicas como diabetes, insuficiencia cardiaca congestiva, e infarto de miocardio
• a intervalos regulares para monitorizar la función renal y el tratamiento en pacientes con enfermedad renal ya conocida
• antes de y durante tratamientos con ciertos fármacos para monitorizar la función renal
• a intervalos regulares para monitorizar la eficacia de una diálisis.

¿Qué significa el resultado urea?

Niveles aumentados de urea sugieren un deterioro de la función renal; pueden obedecer a lesión, enfermedad o fallo renal agudo o crónico.

También puede ser debido a una disminución del flujo sanguíneo hacia los riñones, como por ejemplo en la insuficiencia cardíaca congestiva, en un shock, durante situaciones de estrés, después de infartos de miocardio, o como consecuencia de quemaduras severas; también se observa ante obstrucciones al flujo de la orina o en situaciones de deshidratación.

Las concentraciones de urea pueden estar elevadas cuando existe una degradación (catabolismo) excesiva de proteínas, o ante dietas con elevado contenido proteico, o en el curso de sangrados gastrointestinales (debido a las proteínas presentes en la sangre).

No es muy común hallar concentraciones bajas de urea y, en caso de hallarse, no constituyen motivo de preocupación alguno. Pueden observarse en enfermedades hepáticas severas, en malnutrición, y a veces en individuos sobrehidratados (demasiado volumen de fluidos), aunque no se utiliza la urea para diagnosticar o monitorizar estas situaciones.

Durante el embarazo se puede asistir tanto a aumentos como a disminuciones de la concentración de urea. Mientras un riñón sea totalmente funcional, las concentraciones de urea pueden mantenerse normales aunque en el otro riñón exista una disfunción.

Los niveles de urea pueden aumentar según la cantidad de proteínas de la dieta. Dietas con un elevado contenido proteico pueden ocasionar niveles de urea anormalmente aumentados, y contrariamente, dietas muy pobres en proteínas pueden conducir a concentraciones anormalmente bajas de urea.

También puede interesarle: Procalcitonina

LO QUE TIENE QUE SABER:

El examen de urea es brindado por Citolab, laboratorio clínico y anatomía patológica. Puede encontrarnos en la avenida Guardia Civil N° 2187, en el Callao (referencia: frente al Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión). O también comunicarse a los teléfonos 4536469 o al 989344800 y 948079061.

A TENER EN CUENTA
Esta información proporcionada, a través de este medio, no puede reemplazar, de manera alguna, a un servicio de atención médica personal. De igual manera, estos datos y literatura médica no son los ideales para determinar algún diagnóstico o escoger algún tratamiento a seguir. Estos datos detallados sobre el examen clínico en mención son exclusivamente de carácter informativo.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *