Vitamina D

Con el nombre de vitamina D se conoce a un conjunto de compuestos considerados esenciales para el correcto desarrollo y formación de dientes y huesos. Es así que la prueba de vitamina D (25-OH calciferol) mide los niveles de vitamina D en sangre.

En la sangre se puede medir la vitamina D en dos formas, 25-hidroxivitamina D (25-OH-vitamina D) y 1,25-dihidroxivitamina D. La forma mayoritaria en sangre es la 25-hidroxivitamina D, que es el precursor inactivo de la forma hormonal activa 1,25-dihidroxivitamina D.

Normalmente, para conocer y monitorizar el estado de la vitamina D en una persona, se mide la 25-OH-vitamina D debido a que presenta una larga semivida y una mayor concentración en sangre.

La vitamina D proviene de dos fuentes distintas. La endógena se produce en la piel, por los efectos de la exposición a la luz solar mientras que la exógena procede de la dieta (alimentos y suplementos).

La estructura química de las distintas formas de vitamina D no es idéntica, distinguiéndose la vitamina D2 (ergocalciferol, procede de fuentes vegetales) y la vitamina D3 (colecalciferol, procede de fuentes animales). La vitamina D2 se encuentra en alimentos enriquecidos y en la mayoría de preparaciones y suplementos vitamínicos.

La vitamina D3 es la forma que se produce en el organismo, aunque también se utiliza en algunos tipos de suplementos. Las dos formas de vitamina D (D2 y D3) son igual de efectivas una vez se transforman en la forma activa 1,25 dihidroxivitamina D por la acción del hígado y del riñón.

Algunas de las pruebas no distinguen entre las formas D2 y D3, expresándose los resultados como vitamina D total. Sin embargo, existen nuevas metodologías que permiten informar de los niveles de vitamina D2 y de vitamina D3, sumando ambos resultados para obtener los niveles totales.

Fuentes y formas de vitamina D 

La principal función de la vitamina D es ayudar a regular los niveles en sangre de calcio, fósforo, y (en menor medida) magnesio. La vitamina D es esencial para asegurar el crecimiento y mantener los huesos en buen estado; sin ella, los huesos se debilitarían, malformarían, y serían incapaces de soldarse de forma natural, dando lugar a una enfermedad conocida como raquitismo, en niños y osteomalacia en adultos.

También se ha relacionado a la vitamina D con el desarrollo y diferenciación de otros tejidos y con la regulación del sistema inmunitario, y por este motivo se piensa que la vitamina D juega un papel importante en otros trastornos como enfermedades autoinmunes y cáncer.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?

Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo. Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial. La determinación de la vitamina D se utiliza para:

  • Determinar si debilidades o malformaciones óseas, o alteraciones del metabolismo del calcio (reflejadas por la presencia de concentraciones anormales de calcio, fósforo o de hormona paratiroidea) son debidas a un déficit o un exceso de vitamina D
  • Diagnosticar o monitorizar problemas relacionados con el funcionamiento de la glándula paratiroides, ya que la PTH u hormona paratiroidea es esencial para la activación de la vitamina D
  • Realizar un cribado del aumento del riesgo de un déficit de vitamina D, según recomendado por las sociedades de endocrinología
  • Monitorizar el estado de salud de peronas con trastornos que interfieren en la absorción de las grasas, como fibrosis quística y enfermedad de Crohn; esto es así porque la vitamina D es una vitamina liposoluble (soluble en grasa) y se absorbe a nivel intestinal como las grasas
  • Realizar el seguimiento de personas a las que se ha realizado un bypass quirúrgico gástrico; pueden tener dificultad para absorber cantidades adecuadas de vitamina D
  • Determinar la eficacia del tratamiento cuando se prescriben suplementos de vitamina D, calcio, fósforo y/o magnesio.

¿Cuándo se solicita?

Si la concentración de calcio es baja o se presentan signos de déficit de vitamina D, como malformaciones óseas en niños (raquitismo) y debilidad, fragilidad o fracturas óseas en adultos (osteomalacia), se suele solicitar la determinación de 25-hidroxivitamina D para identificar un posible déficit de vitamina D.

Puede solicitarse la prueba a personas con riesgo de presentar un déficit de vitamina D como ancianos -especialmente si viven en centros geriátricos y/o están escasamente expuestos a la luz solar-, personas obesas, personas sometidas a bypass gástricos y las que tienen problemas de malabsorción de grasas. También presentan mayor riesgo de déficit las personas de piel oscura y los bebés que siguen lactancia materna.

La determinación de 25-hidroxivitamina D se solicita a menudo antes del inicio del tratamiento de la osteoporosis.

¿Qué significa el resultado?

A pesar de que existen diferencias entre los métodos de medida de la vitamina D, la mayor parte de laboratorios utilizan valores de referencia similares. Como la toxicidad por vitamina D es baja, el interés se centra en el límite inferior y en el nivel a partir del cual se puede afirmar que existe un déficit de vitamina D.

Las concentraciones bajas de 25-hidroxivitamina D pueden sugerir que la exposición solar o la ingesta de vitamina D no son suficientes para satisfacer las demandas del organismo, o bien que existe un problema con la absorción intestinal. Ocasionalmente, fármacos utilizados para el tratamiento de las convulsiones, particularmente la fenitoína, pueden interferir en la síntesis hepática de 25-hidroxivitamina D.

Parece ser cada vez más evidente que el déficit de vitamina D puede hacer aumentar el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, de enfermedades autoinmunes y de enfermedad cardiovascular. En tanto, concentraciones elevadas de 25-hidroxivitamina D suelen reflejar un aporte excesivo de determinados suplementos vitamínicos o nutricionales.

También puede interesarle: Tiroglobulina

LO QUE TIENE QUE SABER:

El examen de vitamina D es brindado por Citolab, laboratorio clínico y anatomía patológica. Puede encontrarnos en la avenida Guardia Civil N° 2187, en el Callao (referencia: frente al Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión). O también comunicarse a los teléfonos 4536469 o al 989344800 y 948079061.

A TENER EN CUENTA
Esta información proporcionada, a través de este medio, no puede reemplazar, de manera alguna, a un servicio de atención médica personal. De igual manera, estos datos y literatura médica no son los ideales para determinar algún diagnóstico o escoger algún tratamiento a seguir. Estos datos detallados sobre el examen clínico en mención son exclusivamente de carácter informativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *