Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A)

La prueba de Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A) sirve para distinguir entre enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa, que son los dos tipos más comunes de enfermedad inflamatoria intestinal (EII); como prueba adicional en otras EII.

¿Cuándo hacer el análisis de Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A)?

Cuando existen signos y síntomas como diarrea persistente o intermitente y dolor abdominal, sugerentes de EII; cuando el médico quiere averiguar si se trata de una enfermedad de Crohn o de una colitis ulcerosa. Por este motivo es importante realizar el examen de Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A).

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa. Por ello la importancia de realizarse la prueba médica de Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A).

Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A)
Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A)

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza en el examen de Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A)?

Los anticuerpos anti-accharomyces cerevisiae (ASCA) son un tipo de proteínas del sistema inmunitario que suelen tener las personas con enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Esta prueba detecta ASCA en sangre.
Saccharomyces cerevisiae (S. cerevisiae) es una levadura que está presente en distintos alimentos.

La correlación entre la presencia de anticuerpos frente a S. cerevisiae y su participación en el desarrollo de la enfermedad inflamatoria intestinal no se conoce totalmente. Por ello la importancia de realizarse la prueba médica de Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A).

La EII consiste en un conjunto de trastornos crónicos, seguramente de base autoinmune, caracterizados por la inflamación y lesión de la capa de recubrimiento interno del tracto digestivo.

Los síntomas y la severidad de una EII varía entre individuos y en una misma persona puede fluctuar a lo largo del tiempo. Un gran número de los afectados experimenta brotes que se siguen de períodos con menos síntomas o incluso de períodos con remisión. Por ello la importancia de realizarse la prueba médica de Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A).

El análisis de los ASCA puede resultar útil para distinguir entre las dos formas más comunes de EII, que son la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Por ello la importancia de realizarse la prueba médica de Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A).

La primera puede afectar a cualquier parte del tracto gastrointestinal desde la boca hasta el ano, aunque lo más habitual es que afecte al intestino delgado y/o al colon; la colitis ulcerosa se circunscribe al colon.

El diagnóstico de enfermedad de Crohn o de colitis ulcerosa se establece por endoscopia y por el examen de biopsias tomadas en el intestino. Como ambas enfermedades pueden afectar al colon, a veces resulta complicado saber de cual de ellas se trata.

En estos casos, la evaluación de los ASCA puede ser de utilidad ya que estos anticuerpos son más frecuentes en personas con enfermedad de Crohn que en personas con colitis ulcerosa. Por ello la importancia de realizarse la prueba médica de Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A).

El organismo produce dos clases de anticuerpos Saccharomyces cerevisiae, IgG e IgA; normalmente se analizan ambos. A veces, para distinguir entre enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa se solicitan otros anticuerpos, como ANCA, anti-CBir1 (anticuerpo anti-flagelina) y anti-Omp C. Estos anticuerpos también pueden ser útiles para determinar el pronóstico en caso de enfermedad de Crohn.

La presencia de múltiples anticuerpos indica mayor probabilidad de que la enfermedad sea más agresiva; sin embargo, el hecho de que los anticuerpos sean negativos no impide que ciertos casos de la enfermedad sean agresivos. Por ello la importancia de realizarse la prueba médica de Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A).

¿Cuándo se solicita?

Los ASCA se solicitan cuando existen signos y síntomas sugerentes de EII y cuando el médico quiere distinguir entre colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn. Pueden solicitarse junto con otros anticuerpos, como ANCA. Por ello la importancia de realizarse la prueba médica de Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A).

Entre los signos y síntomas propios de una EII se incluyen:
• Dolor abdominal
• Diarreas
• Sangrado rectal
• Fiebre
• Cansancio
• A veces, síntomas o signos asociados a afectación articular, cutánea u orgánica
• En niños puede existir retraso del desarrollo

¿Qué significa el resultado?

Un resultado positivo a la prueba de los ASCA no es diagnóstico de enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa u otra enfermedad inflamatoria intestinal (EII) aunque indica que es probable que la persona (si tiene síntomas y signos) tenga una EII. Por ello la importancia de realizarse la prueba médica de Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A).

El resultado de los ASCA suele interpretarse junto con el de los ANCA:
• ASCA positivo y ANCA negativo – enfermedad de Crohn probable
• ASCA negativo y ANCA positivo – colitis ulcerosa probable
• ASCA negativo y ANCA negativo – no se puede asegurar que no existe EII, ya que existen casos de enfermedad de Crohn, de colitis ulcerosa o de otras EII con ambos anticuerpos negativos

La presencia de múltiples anticuerpos (ASCA, anti-CBir1, anti-Omp C) puede ser indicativo de mayor probabilidad de que la enfermedad sea agresiva; no obstante, existen casos agresivos en los que los anticuerpos son negativos.

¿Hay algo más que debería saber?

Existen otros muchos anticuerpos asociados a EII.
La cantidad de ASCA y/o de ANCA no presenta correlación con la severidad de los síntomas y no puede emplearse como herramienta para monitorizar la respuesta al tratamiento. Por ello la importancia de realizarse la prueba médica de Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A).

¿Tiene algún interés realizar en más de una ocasión el análisis de los ASCA?

La prueba solo suele realizarse una vez, para distinguir entre enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. De manera característica se solicitan simultáneamente dos tipos de anticuerpos, IgG e IgA. En caso de no haberlos solicitado ambos, puede repetirse el análisis para analizar el que faltaba. Por ello la importancia de realizarse la prueba médica de Asca (Anti Saccharomyces Serevisiae, Ig G, Ig A).

También puede realizar el examen: 17 Cetoesteroides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *