VDRL (semicuantitativo)

La sífilis es una enfermedad infectocontagiosa de transmisión sexual. El agente causal de la sífilis es la bacteria Treponema pallidum, cuyo síntoma más común es una úlcera indolora en la región genital. La sífilis, si no es tratada a tiempo, puede propagarse a través del cuerpo y causar lesiones internas graves, tales como en el corazón y en el cerebro. Por ello, uno de los exámenes para su detección es el de VDRL (semicuantitativo).

En la era preantibióticos, la sífilis era una enfermedad crónica, prolongada, dolorosa y que en etapas avanzadas acometía todos los sistemas del organismo, siendo muy temida y estigmatizada. Actualmente, sin embargo, la sífilis es una enfermedad de fácil tratamiento con antibióticos y alta tasa de curación. Para detectarla, es importante la realización de VDRL (semicuantitativo).

¿Cómo se da la trasmisión de la sífilis?

Como ya fue dicho en la introducción de este texto, la sífilis es causada por una bacteria llamada Treponema pallidum. La transmisión ocurre, en la inmensa mayoría de los casos, por vía sexual y se da por la penetración de la bacteria a través de microscópicas heridas o abrasiones en la mucosa de la vagina o del pene. Por ello, uno de los exámenes para su detección es el de VDRL (semicuantitativo).

Se estima que el riesgo de contagio en cada relación sexual desprotegida con un compañero infectado sea de aproximadamente el 30%. Si hay heridas o inflamaciones en la vagina/pene, este riesgo es todavía mayor.

Los pacientes que transmiten sífilis son aquellos que presentan la enfermedad en la fase primaria o secundaria, principalmente si existen lesiones activas en los órganos sexuales. A pesar de no ser 100% efectivo, el condón aún es el mejor método para prevenir la transmisión por vía sexual de la sífilis. Por ello, uno de los exámenes para su detección es el de VDRL (semicuantitativo).

En las fases más avanzadas de la enfermedad, la sífilis puede transmitirse por besos e inclusive por contacto si existen lesiones en la piel o en la boca (voy a explicar los síntomas más abajo).

La transmisión de la sífilis por transfusión de sangre es muy rara ya que el Treponema pallidum no puede sobrevivir más de 48 horas en la sangre almacenada.

Existe también la sífilis congénita, que es adquirida por el feto cuando la madre está infectada por el Treponema pallidum durante el embarazo. La sífilis en embarazadas puede causar aborto espontáneo, nacimiento prematuro, mala formación y muerte fetal. Por ello, uno de los exámenes para su detección es el de VDRL (semicuantitativo).

¿Cuáles son los síntomas de un paciente que padece de sífilis?

La enfermedad se divide en 3 etapas llamadas: sífilis primaria, sífilis secundaria y sífilis terciaria.
Síntomas de la sífilis primaria El período de incubación, es decir, el intervalo de tiempo entre la infección y los primeros síntomas, es en promedio de 2 a 3 semanas.

Sin embargo, hay casos donde este intervalo puede ser tan corto como tres días o tan largo como tres meses. Por ello, uno de los exámenes para su detección es el de VDRL (semicuantitativo).

La lesión de la sífilis primaria es una pápula (una pequeña elevación en la piel) en los órganos genitales que en pocas horas se transforma en una úlcera no dolorosa. En las mujeres esta lesión puede pasar desapercibida, una vez que es pequeña (en media 1 cm de diámetro), sin dolor y suele esconderse entre los vellos pubianos o dentro de la vagina.

No hay otros síntomas asociados a la lesión de la sífilis primaria; el paciente presenta, como máximo, un aumento de los ganglios linfáticos de la ingle (adenitis). En algunos casos la úlcera puede presentarse en la boca o la faringe si la transmisión fue a través del sexo oral. Por ello, uno de los exámenes para su detección es el de VDRL (semicuantitativo).

La úlcera de la sífilis recibe el nombre de chancro duro y después de 3 a 6 semanas desaparece inclusive sin tratamiento, llevando a una falsa impresión de cura espontánea. Por lo tanto, inicialmente la sífilis es una enfermedad indolora, que suele frecuentemente pasar desapercibida y que parece desaparecer espontáneamente después de algún tiempo.

El problema es que la desaparición del chancro duro no significa cura; por el contrario, la bacteria ahora está multiplicándose y esparciéndose por el organismo silenciosamente. Por ello, uno de los exámenes para su detección es el de VDRL (semicuantitativo).

¿Cuáles son los síntomas de la sífilis secundaria?

En un 25% de los pacientes no tratados en la fase primaria, algunas semanas o meses después de la desaparición del chancro duro, la sífilis retorna, ahora diseminada por el organismo. En algunos casos el paciente solamente descubre que tiene sífilis en la fase secundaria, pues la lesión primaria puede haber pasado desapercibida en la época.

Esta forma de sífilis se manifiesta con erupciones en la piel, clásicamente en las palmas y plantas de los pies. También son comunes fiebre, malestar, pérdida de apetito, dolor en las articulaciones, pérdida del cabello, lesiones oculares y aumento de los ganglios linfáticos difusamente a través del cuerpo. Por ello, uno de los exámenes para su detección es el de VDRL (semicuantitativo).

Las lesiones en las plantas de los pies, las palmas y la mucosa oral son características, pero las erupciones pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo.

Hay casos, sin embargo, que la sífilis secundaria presenta pocos síntomas, haciendo que el paciente no dé mucha importancia al cuadro. Cerca de un 20% de los pacientes con sífilis secundaria no considera sus síntomas incómodos lo bastante para buscar ayuda médica. Por ello, uno de los exámenes para su detección es el de VDRL (semicuantitativo).

Como ocurre en la sífilis primaria, los síntomas de la sífilis secundaria desaparecen espontáneamente sin cualquier tratamiento.

¿En qué consiste la fase latente de la sífilis?

Después de la desaparición de la sífilis secundaria, el paciente entra en la fase latente de la enfermedad.  La fase latente es dividida en latente temprana, cuando la contaminación por el Treponema pallidum ocurrió hace menos de 1 año, o latente tardía, en los casos de infección hace más de un año.  Por ello, uno de los exámenes para su detección es el de VDRL (semicuantitativo).

¿En qué consiste el examen de laboratorio de VDRL (semicuantitativo) para el diagnóstico de la sífilis?

En la sífilis primaria, cuando aparece el chancro duro, aún no hubo tiempo del organismo producir anticuerpos contra el Treponema pallidum y. por eso, los exámenes de sangre suelen ser negativos en esta fase. La confirmación por el laboratorio puede ser hecha después de recolección de material de la úlcera para visualización directa de la bacteria en el microscopio.  Por ello, uno de los exámenes para su detección es el de VDRL (semicuantitativo).

Ni siempre esta prueba es necesaria, una vez que la úlcera genital de la sífilis es bien característica. Generalmente el médico empieza el tratamiento basado solamente en datos clínicos, esperando una o dos semanas para confirmar el diagnóstico del laboratorio. El diagnóstico de sífilis secundaria, terciaria o primaria, ya en una fase más tardía, se realiza a través de dos pruebas serológicas: VDRL (semicuantitativo) y FTA-ABS (o TPHA).

La prueba de VDRL (semicuantitativo) es rápida y no requiere de mucho tiempo del que disponga el paciente.

También puede interesarle: Colesterol total

LO QUE TIENE QUE SABER:

El examen de VDRL (semicuantitativo) es brindado por Citolab, laboratorio clínico y anatomía patológica. Puede encontrarnos en la avenida Guardia Civil N° 2187, en el Callao (referencia: frente al Hospital Nacional Daniel Alcides Carrión). O también comunicarse a los teléfonos 4536469 o al 989344800 y 948079061.

A TENER EN CUENTA
Esta información proporcionada, a través de este medio, no puede reemplazar, de manera alguna, a un servicio de atención médica personal. De igual manera, estos datos y literatura médica no son los ideales para determinar algún diagnóstico o escoger algún tratamiento a seguir. Estos datos detallados sobre el examen clínico en mención son exclusivamente de carácter informativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *